Apuntes de etnografía

~
0

Sartas de pimientos al sol. Archivo Fotográfico Labayru Fundazioa.

El verano aún no ha terminado. Las huertas continúan ofreciéndonos sus frutos: vainas, calabacines, acelgas, tomates, pimientos, lechugas…

Aunque las verduras y las frutas generalmente se recogen y se consumen directamente, se han utilizado distintos sistemas para conservarlas el mayor tiempo posible y así poder disfrutar de ellas a lo largo de todo el año. Los sistemas de conservación más habituales han sido: la desecación, la conservación en azúcar o en vinagre, el envasado en recipientes y más modernamente, la congelación.

 (más…)

0

Canabla del siglo XIX, única policromada que se conoce. Museo Etnográfico del Reino de Pamplona. Arteta (Nafarroa). Autor: Fernando Hualde.

Dentro de la cultura pastoril, dentro de su etnografía y sobre todo dentro de la artesanía que rodea al oficio de pastor, hay piezas y objetos que no necesitan presentación, mientras que a otros les pasa todo lo contrario, no tanto porque no las conozcamos sino porque con frecuencia desconocemos su nombre. Entre estas últimas están las canablas, en otros sitios también conocidas como cañablas.

Nos estamos refiriendo a esos collares que lleva el ganado abrazando su cuello, que son los que les permiten a ovejas, cabras, vacas y caballerías llevar colgando el cencerro para que se les oiga, se les identifique y se les ubique. Son piezas que tienden a pasar desapercibidas, no en vano lo llamativo es el objeto que cuelga de ellas. Y ahora, en estas líneas, nos vamos a centrar en las construidas con madera por los propios pastores, a las que poco a poco las correas de cuero van arrinconando, siendo probable que a corto o medio plazo veamos desaparecer.

 (más…)

Gorri y banderari. Luzaide (Nafarroa), 2013. Autor: Emilio Xabier Dueñas.

En las colectividades tradicionales europeas el proceso socializador de tránsito a la edad adulta y el papel atribuido a la categoría de edad de los jóvenes han tenido una importancia esencial que se ha venido manifestando en la paulatina implicación social, relevo generacional laboral o de responsabilidad social y una equilibrada dicotomía entre el control social y la posibilidad de ciertas libertades o permisibilidad acordes a esta etapa. Es decir, su papel se solía concretar en la defensa de los límites locales geográficos y el uso organizado de las armas, supervisión y censura de las desviaciones frente a las costumbres consuetudinarias, invitaciones de buena vecindad inter-locales de jóvenes o agentes activos de rivalidades manifiestas, visitas y acompañamientos de cortesía a autoridades o notables, mano de obra obligada en las labores vecinales y, lógicamente, constituían el potencial regenerativo de la continuidad generacional de las comunidades.

 (más…)

0

Trilladora. Zeanuri, c. 1960. Foto: Eusebio Ozerinjauregi.

El trigo fue un cultivo de gran importancia en el territorio de Bizkaia, ya que su harina constituía un componente esencial de la dieta, sobre todo para elaborar el pan. Su abandono se produjo a partir de los años 1950, coincidiendo con las mayores posibilidades de comprar pan en el mercado.

A pesar de la importancia de este cultivo, no estuvo exento de problemas, dada la excesiva humedad de nuestro clima, que perjudicaba su producción. De ahí que la cosecha de trigo habitualmente no cubriese las necesidades de la población y fuese preciso importarlo.

 (más…)