Apuntes de etnografía

~
0

Cortesía de Fernando Hualde.

Nos trasladamos a Zuberoa, al área de Maule (Mauléon-Licharre). Los trabajadores del lino y del cáñamo se especializaron allí, en el siglo XVIII, en fabricar un calzado muy concreto: las alpargatas. Y a partir de entonces fueron estas las que pusieron a Maule en el mapa.

A mediados del XIX, gracias a la migración y a los mineros del norte de Francia, la elaboración artesana de las alpargatas, a causa del fuerte incremento de la demanda, tuvo que verse sometida a un proceso de industrialización, y para ello fue necesario reclutar mano de obra del exterior. (más…)

0

Iker Ugalde. Archivo Fotográfico Labayru Fundazioa.

Es tiempo de vendimia en Euskal Herria. Mediante analíticas de control de la acidez, el azúcar y tres o cuatro parámetros más, los productores de txakolí buscan con empeño el grado óptimo de maduración de la uva.

Ha sido costumbre en muchos de nuestros caseríos elaborar txakolí para consumo propio. Las vides se plantaban a orillas de huertas y campos de siembra, mayormente, o en hileras divisorias entre heredades. Hace un cuarto de siglo habría poco más de una docena de hectáreas destinadas al cultivo de la uva en toda Bizkaia; hoy por hoy son más de cuatrocientas. (más…)

0

Ziortza Artabe Etxebarria. Archivo Fotográfico Labayru Fundazioa.

“Las tabas juegan un papel importante en la etnografía europea desde tiempos prehistóricos”, escribía Telesforo de Aranzadi hace un siglo. El juego de las tabas es ciertamente un entretenimiento infantil de gran tradición, practicado generación tras generación en diferentes partes del mundo.

Lo habitual en Euskal Herria ha sido utilizar huesecillos del tarso, generalmente de cordero. Se ha solido jugar también con tabas de carnero o cabra, apreciadas por ser más duras y brillantes que las de cordero. Constatamos asimismo el uso de tabas de cerdo, e incluso de vaca. (más…)

0

José Arrue. Tarjeta postal (1). Archivo Fotográfico Labayru Fundazioa.

El diario madrileño El Universal, que fue publicado entre 1820 y 1823, es decir, durante el llamado Trienio Liberal en que aflojó la represión sobre la prensa, general durante el reinado de Fernando VII, dio noticia, en su número del 9 de septiembre de 1820, citando a la prensa liberal que también floreció fugazmente en la Guipúzcoa de aquellos tres años (en concreto a El Liberal Guipuzcoano: periódico filosófico, literario y mercantil), de un suceso que había acontecido (se dijo) en Bayona unos días antes: (más…)