Labayru Gaur

0

Tras jubilarse el año pasado, Iñaki de Nicolas Pinto empezó a venir a la Euskal Biblioteka de Labayru, a ordenar y catalogar las pegatinas acumuladas en nuestro archivo. Iñaki empezó a interesarse por las pegatinas siendo bien joven, y tras un meticuloso trabajo de identificación, publicó una buena colección en los libros Euskal Herriko pegatak 1965-1979 (2016) y Euskal Herriko pegatak 1980-1990 (2019) a través de Euskal Memoriaren Fundazioa.

En Labayru hay un buen montón de pegatinas, esperando a ser catalogadas, trabajo que ha empezado a hacer Iñaki. El escanea cada pegatina, que guarda en un album, una vez numerada. A su vez, va completando una ficha por cada pegatina con varios datos: tema, fecha, tamaño, quién la ha publicado, qué reivindica, contexto en el que surgió…

Lleva ya 626 pegatinas catalogadas, pero viendo las cajas que hay todavía, le queda trabajo por delante.

Este baracaldés ha desarrollado su vida profesional en la enseñanza, en Primaria en Barakaldo, y en centros para mayores en Lamiako y Barakaldo.

Es un entusiasta de las pegatinas, incluso coleccionista. Se reúne anualmente con otros pegatineros, como él dice, que han formado la asociación Euskal Herriko pegatineroen alkartea con miembros de Bizkaia, Gipuzkoa, Araba y Nafarroa. Tienen también colaboradores en Iparralde, y a su vez mantienen contacto estrecho con gente de otros muchos lugares de España.

En sus encuentros intercambian pegatinas, para aumentar sus colecciones. Iñaki tiene ya en su haber unas 67.000, bien guardadas y documentadas.

Las pegatinas tratan muchos temas. Son muy abundantes las de los partidos políticos, sindicatos, campañas como pro amnistía, sobre problemas laborales puntuales… La época de 1975-1980 fue muy prolífica en pegatinas. Iñaki recuerda que entonces todos los partidos, sindicados, asociaciones feministas, ecologistas, etc, tenían una doble versión, la local más nacionalista, y la estatal. Esto hacía que en la universidad, por ejemplo, hubiera unos ocho grupos juveniles, y en el Barakaldo de su juventud, convivieran todas las versiones de partidos y sindicatos. Lo que llevaba a una gran producción de pegatinas, que se hacían para todo tipo de eventos: reivindicativos, festivos…

Hoy se siguen haciendo pegatinas, aunque menos y más efímeras. Ya no es necesario llevarlas a la imprenta, se pueden hacer en fotocopiadora, o en las máquinas que todos los partidos y sindicatos tienen en sus sedes. Aún así, las de las campañas importantes se siguen haciendo en imprenta. Hoy en día se hacen para motivos puntuales, como una protesta en una fábrica, o una manifestación concreta.

En Labayru intentaremos seguir guardando y catalogando este fondo tan interesante, para poder publicarlo en el futuro.

Comentarios ( 0 )

    Deja un comentario

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.