Labayru Gaur

0

Cuando trabajamos el patrimonio cultural, nuestra obsesión siempre es volver a socializarlo, garantizar que el conocimiento que nosotros recopilamos vuelva a la gente, asegurando así su transmisión. Para eso recurrimos a muchos y diversos medios. En esta ocasión hemos intervenido en una actividad llevada a cabo en las colonias de los niños y niñas de Bedia, para así enseñarles contenidos sobre el pueblo de forma lúdica.

La monitora Onditz Mendizabal se ha transformado en Cosme, el conductor del tranvía de Arratia. Les ha dado los tickets de viaje de parada en parada, a medida que iban superando preguntas y pruebas, en un recorrido previamente preparado. Esto les ha permitido conocer más acerca de la iglesia, el ayuntamiento, la escuela, el monumento de la plaza, el significado del nombre Bediakolea, los tipos de árboles, juegos como los bolos…

Además se trajo el panel del tranvía de Caritas Arratia, que para los niños supuso una gran sorpresa al ver que aquél tranvía circulaba por Bedia en el pasado.

Al igual que con los niños, la próxima vez se hará una actividad similar dirigida a familia. Se trata de enseñar divirtiéndose, de forma que conozcan los barrios, las costumbres de cada zona, las casas… Bedia y nuestros pueblos han cambiado mucho, y están en continuo cambio. Por eso es importante conocer cómo han llegado a ser lo que hoy conocemos.

Comentarios ( 0 )

    Deja un comentario

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.