Apuntes de etnografía

~
0

Cortejo de boda en Bizkaia, 1889. Autor: Mamerto Seguñi Arechavala (1862-1908).

Enmarcados en el ámbito privado de las familias, agrupaciones vecinales y asociativas, se han protagonizado y desarrollado algunas tradiciones (canciones, improvisaciones, cuentos y leyendas, interiorizaciones musicales y rítmicas o bailes y danzas informales) de gran impacto socializador y lúdico. Extendidas por toda la geografía peninsular, desde el siglo XVI, este fenómeno social también tuvo eco en Euskal Herria, manifestándose de forma generalizada, espontánea y poco sujeta a uniformizaciones.

 (más…)

0

Bendición de productos para la subasta. Garai, 2013. Foto: Igone Etxebarria. Archivo Fotográfico de la Fundación Labayru.

La festividad de San Antonio Abad se celebra en pleno invierno, el 17 de enero (el del 13 de junio es San Antonio de Padua). Una vez pasadas las Navidades, y de cara al ciclo de carnaval, hay una serie de fiestas que han estado muy enraizadas en la vida de nuestros baserritarras: junto con San Antón, la Candelaria el 2 de febrero, San Blas el día 3 y Santa Águeda el 5 del mismo mes. En todas ellas es común comer tostadas, y en cierto modo, todas ellas son parte del ciclo de carnaval que se acerca.

Refiriéndonos a San Antón, ha sido un santo querido ya que es protector de los animales. En los lugares en los que la ganadería tuvo influencia en la economía local, ha sido un santo de renombre y su festividad ha sido importante.

 (más…)

0

Autora: Itziar Rotaetxe. Archivo Fotográfico de Labayru Fundazioa.

La vida en el caserío tradicional gira en torno a lo que la tierra pide y ofrece en cada época del año. Y el otoño es tiempo de manzanas. Toca recogerlas. No todos los años son iguales, unos son más fructíferos que otros, y este ha sido uno de ellos. Ahora, no sabemos muy bien qué hacer con tanta manzana. O hacemos compota, o las comemos directamente del árbol, o las repartimos entre nuestras amistades, para que no se echen a perder.

Antiguamente, en la mayoría de los caseríos se elaboraba sidra, y allí donde se hacía sidra también se acostumbraba a hacer eso que llamamos pitikin. Alejandro Olabarria, natural del barrio Udiaga de Orozko, no ha perdido la costumbre de hacer pitikin. Eso es lo que ha visto siempre en casa y eso es lo que continúa haciendo año tras año. Un tío suyo, al parecer, solía hacer sidra, pero él no llegó a conocerlo. Recuerda que en un tiempo vendían las manzanas a un mayorista de Basauri, y que hasta el pueblo las bajaban en un carro tirado por bueyes, para después ser transportadas en coche hasta Basauri. También recuerda que las vendían a particulares, a tanto el manzano, y que ellos se encargaban de recogerlas.

 (más…)

0

En nuestra cultura y entorno el invierno es una época oscura, de frío, pocas horas de luz, la cosecha está recogida y no hay mucho trabajo en el campo.

Esto se prestaba a que los jóvenes sobre todo, hicieran cuestaciones para hacer acopio de comida. Algunas de estas rondas las hacían en grupos grandes y organizados, como Marijesiak o Abendua, y hoy en día Olentzero.

Pero hay dos rondas en las que los niños se juntaban para cantar e ir a pedir en las casas del barrio o a los parientes cercanos. Se juntaban decimos porque es una costumbre que puede darse por perdida.

 (más…)