Apuntes de etnografía

~

Salar de Uyuni. Bolivia, 2016. Cortesía de la autora.

En septiembre se oye, una y otra vez, la pregunta “¿dónde has pasado las vacaciones?”, y las sucesivas respuestas a la misma van creando una incómoda competición respecto de la originalidad de los lugares visitados. Con las envidiables imágenes obtenidas, constantemente intercambiadas y publicadas en las redes sociales, el recuerdo de las anécdotas, que dinamizan las conversaciones otoñales, y el moreno de la piel al regresar nuevamente a nuestro entorno, acreditamos a nuestros allegados que hemos disfrutado, y mucho, de las vacaciones. Y es que el disfrute del descanso vacacional está ligado, actualmente, y casi de forma obligada, a viajar, a la necesidad de salir del entorno habitual, de tal manera que, cuanto más lejano sea el destino y más singular sea la experiencia, mayor será nuestro goce.

 (más…)

Entierro del pellejo de vino, 2019. Fotografía: cortesía de la autora.

El 14 de septiembre de 1889, festividad de Santa Cruz, vecinas y vecinos del barrio de Ariatza (Muxika) acudieron a misa. Tras la ceremonia, tal y como era costumbre, los jóvenes del barrio bailaron el aurresku. Solía haber cierta rivalidad entre ellos: por ser quien bailara mejor, quien alzara la pierna más alto… En aquel entonces, la presencia de pellejos de vino en lugares de culto se consideraba poco menos que una herejía, y la plazoleta, justo delante de la iglesia, era tan sagrada como el interior. Se percataron los aurreskularis que, mientras ellos bailaban, quienes iban a por vino no volvían a la plaza, y que los mejores danzantes perdían toda posibilidad de compartir un trago con el resto. Para solventar la cuestión, se le pidió al alcalde que autorizara el traslado del pellejo frente a la iglesia, pero el susodicho dijo que no. Dispuestos a lo que fuera, rodearon su casa, impidiendo que la abandonara, hasta que finalmente consintió. En adelante, pudieron disponer de tan preciado odre junto a la iglesia, desde la víspera de Santa Cruz hasta el domingo siguiente.

 (más…)

0

Bonifacio “Fasio” Arandia y Maurizia Aldeiturriaga. Artea (Bizkaia), 28/06/1986. Autor: Emilio Xabier Dueñas.

Un tema que siempre me ha interesado por lo desconocido y desconcertante que resulta, incluso para la ciencia, es el cerebro (humano) y su comportamiento a lo largo de la vida. Así que, con la animosidad que me caracteriza, voy a trazar una atrevida reflexión crítica.

Una de las principales diferencias entre el ser humano y el resto de los animales es la vivencia, diferente de la experiencia, que se conforma en un espacio temporal determinado y lo que esta provoca como recuerdo en la memoria: tan frágil como selectiva; tan física como psíquica en su concepción y proceso. No obstante, quien dice recuerdo, también dice olvido, producido por trastornos de la senectud, la enfermedad de Alzheimer, el deterioro cognitivo, etc.

 (más…)

0

Sartas de pimientos al sol. Archivo Fotográfico Labayru Fundazioa.

El verano aún no ha terminado. Las huertas continúan ofreciéndonos sus frutos: vainas, calabacines, acelgas, tomates, pimientos, lechugas…

Aunque las verduras y las frutas generalmente se recogen y se consumen directamente, se han utilizado distintos sistemas para conservarlas el mayor tiempo posible y así poder disfrutar de ellas a lo largo de todo el año. Los sistemas de conservación más habituales han sido: la desecación, la conservación en azúcar o en vinagre, el envasado en recipientes y más modernamente, la congelación.

 (más…)